Alemania y Francia piden nuevamente la renovación o suspensión de Schengen

Desde hace aproximadamente un año los gobiernos de varios de los países miembros de Schengen (Italia, Francia, Alemania, Dinamarca, Suecia, entre otros), capitaneados por el influyente bloque franco-alemán vienen exigiendo reformas profundas al Tratado Schengen y amenazando con la suspensión unilateral de sus fronteras en caso de que sus demandas no sean escuchadas por la Presidencia de la Unión Europea.

Ahora, durante la contienda electoral por la presidencia francesa en la que se presenta como candidato a la reelección el actual presidente francés Nicolás Sarkozy, se reabre el debate sobre las reformación de Schengen, haciendo lo que muchos califican como un gesto claro a los votantes del partido ultraderechista Frente Nacional (FN).

Sarkozy propone junto a su homologo alemán Ángela Merkel la “suspensión temporal” y solamente “durante la crisis” del tratado Schengen mediante una carta enviada a la actual Presidencia de la Unión Europea en Dinamarca. Aunque ambos países hablan de cierres de fronteras “provisionales” los cuales han de aplicarse sólo “en casos en que alguno de los países del espacio Schengen no consiga controlar el flujo masivo de inmigrantes”. De llevarse a cabo esta iniciativa, los estados europeos podrán restablecer unilateralmente los controles fronterizos internos de sus países, primero por un periodo de 30 días y bajo la posterior aprobación del Consejo Europeo, indefinidamente.

Esta medida cuenta con muchos detractores que la consideran un retroceso en las políticas de hermandad europeas y un atentado al acuerdo tomado hace 17 años que constituyó el gran estandarte de la Unión Europea. También, y como era de esperarse se cuenta con numerosos apoyos, los cuales argumentan que la decisión de aplicar de nuevo controles fronterizos debe corresponder a cada país, no a la Comisión Europea, puesto que la prevención de las amenazas de seguridad y del orden público corresponden a la “soberanía nacional”.

Alemania y Francia no son los únicos que están proponiendo el cierre temporal de las fronteras internas alegando razones de seguridad y/o control del flujo migratorio; hace pocos días el Gobierno Central Español presidido por Mariano Rajoy (Partido Popular), anunciaba el cierre temporal y unilateral de su frontera con Francia durante la celebración de la Cumbre del Banco Central Europeo BCE; la cumbre que este año se llevara a cabo en Barcelona entre los día 2 y 4 de Mayo 2012, suele venir acompañada de protestas y manifestaciones.

Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *